Sobre mi

moniHola soy la locafibromialgica o si lo prefieres llámame Mónica, una mujer que tuvo que dejar de lado el corre corre para ver la vida más lentamente, que procura no estresarse por tonterías (a veces no lo logra), y disfrutar de las cosas simples que siempre le hacen bien y además de feliz, tengo 30 años y contando ;), no he sido “oficialmente diagnosticada” con fibromialgia, pero todo parece indicar que pertenezco a su selecto grupo. Este Blog lo hago para que no solo encuentres quejas o reclamos, aunque algunas notas puedan parecer tristes, realmente no lo son, son solo extractos de mi experiencia con la enfermedad, y de cómo trato de conocerla hasta hacerla mi aliada.

Te invito a leer este blog cuando tengas tiempo, si estás enferma (o) o no; así conocerás otra perspectiva; la mía, así como aquello que estoy haciendo para llevar una buena convivencia con ella, también mis altas y bajas, porque no siempre se logra entrar en armonía con uno mismo.

Este es un autodescubrimiento que deseo compartir especialmente con los enfermos y sus familias, con los amigos y porqué no con los médicos. Si hay algo que se hace bien o mal, los pacientes tenemos derecho de saberlo.

Este Blog entonces no es solo mío, me gustaría contar con tu ayuda, si deseas contar tu propia historia con la enfermedad o crees que puedes aportar alguna recomendación terapeutica (nada de medicamentos o experiementos clínicos) será bienvenido. La fibromialgia nos permite ahondar en varios aspectos de nuestra salud ya que se trata de varios síntomas, entonces, este Blog también es tuyo.

Anuncios

16 comentarios en “Sobre mi

  1. Hola, soy Trini de Madrid 39 años desde los 30 diagnosticada. yo también he sufrido ataques de pánico, podrás con ellos, eres fuerte. Solo que no te permitan dejar de hacer lo que quieras hacer y se consciente de que no te va a pasar nada aunque en ese momento la sensación de miedo sea fuerte, pasa

  2. Hola yo sufro de esa enfermedad desde los 28, ahora tengo más de cincuenta. Ha sido un largo caminar con bajas y altas pero ahí vamos con buena dieta y ejercicio. Hasta ahora me entero de que los ataques de pánico que sufro tienen también que ver con la fibromialgia. Realmente dicha enfermedad es una caja de Pandora. Gracias por el blog, recién lo descubro.

  3. Mónica y resto de lectores, intento crear un blog donde poner vínculos a diferentes blogs que he descubierto de fibromialgia y no lo sé hacer. Ya he probado el tutorial… ¿Almas bondadosas que me ayuden?

      • Hola Anafely, pues yo dejo los vínculos de la manera tradicional, que supongo que es la forma que encuentras en el tutorial que estás viendo, simplemente tomo la dirección del sitio al que hago referencia y lo vinculo mediante la herramienta (la que tiene apariencia de cadena) que se encuentra en la caja donde estás escribiendo tu texto. Esto lo que hace es dejar el texto que escribiste (el vinculado) en otro color y remitiendo al lector automáticamente a la fuente principal. Coméntame qué es lo que específicamente quieres y si te puedo ayudar, con gusto lo haré. Un abrazo suave.

  4. Hola Mony,
    Muchas veces me he preguntado ¿por qué a mi? y bueno, si me pongo a pensar, tengo el perfil de “autoexigente” y creo que si no tuviera la fibro, no hubiera parado en mi vida.
    Agradezco leerte ❤

    • Hola Jovi, gracias a ti por leerme, la fibromialgia a fuerza de todo lo que en ella encuentras: lo duro, lo difícil, lo triste, lo depresivo, hay algo de ti que vas descubriendo y que no es malo, muchas veces te verás afrontando las cosas con más calma, con más sosiego, conocerás facetas de tu fortaleza y ánimo que te ayudan a continuar. No siempre es fácil detenerse y pensar en uno mismo y tratar de cambiar, y pienso que sí la fibromialgia es un lastre, no le puedo desconocer que me ha retado conmigo misma a conocer mi cuerpo, sus señales, sus disgustos, sus incomodidades y que eso me haya llevado a tener un auto-conocimiento que de otro modo sin la fibro no tendría. Claro que es mejor vivir sin dolor, pero también que como yo venía viviendo la vida, ésta me estaba llevando a una velocidad que tampoco era la mía, la fibro me obligó a bajarle a la intensidad y el dolor me obligó a llevar otro ritmo. Con esto último solo quiero decir que trato de hallarle un sentido a esta enfermedad, para que no me agobie tanto y para intentar comprenderla. Te dejo un saludo y un abrazo suave y te doy la bienvenida a este tu blog.

  5. Hola Mónica, hola a todas! Interesante lo que aquí leo y, sobre todo, me encanta como te identificas “lalocafibromiálgica”!!! (de alguna manera, también soy algo así). Y no, no soy una fibro diagnósticada…yo oficialicé que lo soy después de idas y venidas, preguntas sin respuestas o, lo que es peor, respuestas tontas, respuestas que subestiman y médicos prendidos a su propio endiosamiento. Sólo uno me dió la pista pero forzado por mis preguntas y cuestionamientos y argumentos capaces de sacarlo de sitio y de quicio. “Ud. es una paciente con problemas neurovegetativos” (sic). Hasta ahí, la fibromialgia, como palabra y enfermedad me era absolutamente desconocida. Hasta que empecé el proceso de análisis con mi yo interno, busqué, investigué, leí y mucho más hasta que recordé que de pequeña oía a mi madre decir que sufría de “neurastenia”. Ese fue el click y supe que desde siempre por síntomas y episodios, sufría de FM. Eso sí, es leve y cuando se activa por alguna razón sé como acomodarme a ella y lo hago en solitario…me voy a mi rincón y no dejo que me molesten. Sin embargo, lo que más me cuesta y mucho son los cambios de humor; soy insoportable, rápida contestaria…parece que apabullo. Bueno, parece no, sí apabullo. Para llegar a lo “neurovegetativo” como dijera el médico pasé por dos o tres picos de presión altísimos (yo soy hipotensa total), angustias y ataques de pánico. No tomo medicación (aunque sí lo hice por año y medio), sólo minerales, triptófano y colágeno. ¿Dolores? algunos leves, otros más intensos ….pero siempre están ahí al acecho. Menos exigencias y perfeccionismo…qué díficil!!! pero hacia ahí voy…Saludos afectuosos.

    • Hola Cris, me ha dejado sorprendida tu historia, no porque no sea “usual” que algunos médicos prefieran evitar dar un diagnóstico, sino porque has logrado tú misma darte una respuesta, sé que no es lo ideal ni lo más recomendable ya que no somos médicos, pero me he dado cuenta que como paciente de una enfermedad difícil de definir, la inquietud y el no conformarse con las derivas de los médicos es la alternativa por la que terminamos por recurrir ante la desesperanza. Te felicito porque estás haciendo algo respecto, por lo que nos dices, te cuidas y estás aprendiendo los ritmos de tu cuerpo, no depender de medicamentos es importante por lo menos por ahora, cuando aún no tienes un diagnóstico (que por supuesto tienes que tener para medicarte), además porque estás, al parecer, en una etapa primaria. No solo tienes que luchar con tus síntomas sino con la incredulidad médica. De corazón espero que lo que tengas no sea fibromialgia y que si lo es, logres retrasar sus efectos lo más que puedas o tus fuerzas te lo permitan. Te dejo un abrazo y un gracias por compartirnos tu historia, no dejes de escribir y compartir cuando gustes. Un abrazo suave, también desde mi rincón donde no dejo que me molesten. 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s