La fibromialgia y el ciclo menstrual (período)

Probablemente hayas sentido días antes de tu ciclo o semanas antes, dolores en tus caderas, piernas o incluso hayas experimentado algunas cefaleas, espasmos o calambres que te hacen sentir bastante incómoda o muy molesta en tu día a día. Bueno es perfectamente normal; el ciclo en la mujer produce un desbalance químico, nuestros músculos y nervios se “alteran” por decirlo de alguna manera; sin embargo, cuando sufres de fibromialgia este desbalance suele presentarse con mayor intensidad, el dolor en tu cuerpo puede incluso a llegar a ser incapacitante; ¿te has sentido así?, pues bien ya somos dos.

dolor premenstrual

Entre más pasa el tiempo, más alteraciones percibimos más claramente por el síndrome, los dolores premenstruales para la mayoría de las mujeres son manejables con pastillas y reposo, cuando va más allá de esto es cuando se pueden estar presentando problemas donde es recomendable visitar al médico.

En el caso de la paciente con fibromialgia la cuestión se torna algo inmanejable y también extraña, ¿le ocurre a todas las pacientes?, bueno como en todo lo relacionado con la Fibromialgia, no se sabe mucho al respecto, pero en mi caso he coincidido en mis síntomas con otras pacientes; no quiero inferir que si tienes fibro y no tienes problemas con tu ciclo los vayas a tener, simplemente quiero compartir mi experiencia con otras que los puedan estar experimentando también.

Cuando tienes fibromialgia tiendes a acostumbrarte a vivir con dolor, lo cual es malo porque altera tu percepción de lo que está bien o de lo que está mal en tu cuerpo, y el ciclo menstrual no debería convertirse en una tortura ya que debemos tenerlo durante toda nuestra vida fértil, por tal razón, tardé en comprender que los calambres y dolores intensos en mis piernas, cadera y hasta en la espalda estaban relacionados con mi ciclo y la fibromialgia, ya que por mucho pensé que mi ciclo simplemente era doloroso, muy doloroso.

No imaginé que ninguna relación en ese entonces porque como dije antes, pensé que todas las mujeres los experimentaban, sí en mayor o menor medida y de que yo era de las de mayor medida; pues al saber que vivir con dolor no debería ser una opción, me procuré de mayor información pero no de la forma tradicional, esta vez busqué en mi cuerpo la primera respuesta a un montón de preguntas al respecto, es así que empecé recién esta año a tomar nota de los días previos de mi ciclo, ¿con qué objeto? para detectar cambios e intensidades, así mismo, percibir el comportamiento de mis síntomas típicos de la fibromialgia con los de mi ciclo y ver qué tanta incidencia tiene mi ciclo en mi fibro.

Llevo un calendario donde marco los días de duración de mi ciclo y un breve diario en el que describo básicamente aquello que clasifico como dolor más intenso, molestia o nuevo dolor. Me explico mejor; como paciente con Fibromialgia ya reconozco, por decirlo así, los síntomas más comunes en mi caso, así que puedo detectar cuándo ese dolor que ya conozco cambia su nivel de intensidad; así mismo, si surge alguna molestia que c0n frecuencia suele aparecer o desaparecer (como dolores en las manos, codos, pies o engatillamientos), o si aparece un nuevo dolor y con nuevo me refiero a la zona que afecta, (como muslos, espalda, cuello, etc.); donde antes nunca había aparecido.

Esto hasta el momento me ha permitido descubrir que no solo mi colon irritable afecta mis síntomas, estoy por creer que mi ciclo tiene mucho que ver a este respecto; semanas previas (2 aproximadamente, a veces 1), mi cuerpo comienza a experimentar cierta “incomodidad” debido a calambres en mi cadera (señal premenstrual) sumado con un intenso dolor, como si de un golpe fuerte se tratara en mis isquiotibiales (nuevo dolor), al punto que no puedo permanecer normalmente sentada y debo dejar de hacer lo que estaba haciendo en mi ordenador, pues si permanezco sentada la sensación de dolor se incrementa al punto de volverse insoportable.

Mientras la fecha de mi ciclo se aproxima, se incrementan las cefaleas, mi colon suele ponerse aún más lento y empeora mi estreñimiento, mi vientre se inflama y el dolor en las demás partes del cuerpo se dispara; que lío ¿no es así?.

¿Qué hacer?
Por el momento recurrir al buen consejo de las abuelas, tomar mucha agua (yo lo hago con infusiones de yerbas), con el agua permaneces hidratada y dicen que bajan los calambres; yo recurro también a una bolsa de agua caliente para colocarla en mi vientre bajo y así siento que aminora en algo el dolor; inevitablemente no puedo seguir sentada, así que me levanto me hago algún suave masaje (lo que el dolor me permita) y si tengo la posibilidad me tomo un descanso en cama, lo suficiente hasta que el dolor amaine. Para las cefaleas, si el dolor se está saliendo de control (ya que padezco de migraña) me tomo una pastilla de Ibuprofeno que me ha recetado mi neurólogo, y mantengo el reposo en cama, cerrando cortinas y apagando todo aquello que pueda ser ruidoso, lo más oscuro posible, para que haya clama total y mi cerebro responda más rápido al tratamiento.

A pesar que todo esto son simples paliativos, es lo mejor que he encontrado para procurarme un poco de bienestar, sin embargo he notado que últimamente mi periodo se ha vuelto irregular, lo cual empeora mi diagnóstico, ya que hace que el dolor sea más prolongado y más frecuente. Es así que he solicitado cita con un médico general para comentarle mis hallazgos y novedades, espero contar con suerte y logre dar con un buen profesional; lo que más me preocupa para ser sincera, es la irregularidad de mi ciclo, eso no es bueno se tenga o no fibromialgia.

¿Tienes problemas con tu fibro y tu ciclo?, cuéntamelo y quizá podamos compartir dudas y tratamientos.

Recomiendo leer en este mismo blog:

Qué hacer si tienes un ciclo (período) doloroso.
Síndrome premenstrual (PMS)
Yoga para el ciclo menstrual.

Un abrazo suave y gracias por leerme.

Moni

Imágenes: freeimages.com

 

Anuncios

9 comentarios en “La fibromialgia y el ciclo menstrual (período)

  1. justo así, incapacitante…sufro de fibro, y hace como un año ya los síntomas se intensificaron y con el SPM más, esto de relacionar el SPM con la fibromialgia fue apenas, 2 o 3 ciclos….limitativo, doloroso, desesperante. y sí como dices, son casi 10 dias, que entre más cerca esta el día de mestruar, más intenso es todo. Igual tomo mucha agua, tomo complemento de magnesio, leí que funciona y he comenzado con calcio igual. Disminuyo dolores con ibuprofeno igual y procuro no tomar cafeína, chocolate, alcohol, embutidos, quesos fuertes, cerveza, grasas, harinas blancas…bueno, como verán no esta tan fácil sobre vivir a “esto”. Inclusive confundí un posible cáncer de mamá con síntomas de SPM/fibro. El dolor e inflamación de mamas es dolorosísimo y los dolores de manos, rodillas, espalda baja igual. Si saben de otros remedios “naturales” se los agradecería. Comparto lo que me ha funcionado; nada al cien. Hago ejercicio, procuro ser ordenada y sana en mis comidas y horas de sueño, eso ayuda.
    saludos y buena vida!

    p.d. me reconforta mucho, aunque suene medio raro, saber que hay quien padece de mis dolores, ja!
    Gabriela Ruiz

    • Lamento saber por lo que estás pasando y te entiendo, no es fácil y menos cuando hay dolor de por medio, trataré de complementar más acerca de tratamientos naturales e inocuos para todas nosotras, afortunadamente en tu caso has sabido comprender los los tiempos de tu cuerpo, es una ganancia saber cuando parar, hacerle caso a las señales de tu cuerpo y mantenerte saludable en otros aspectos que el ejercicio y la buena dieta te ayudan a fortalecer no solo física también mental y sicológicamente. Ánimo, estamos para ayudarnos mutuamente y cada avance en alguna de nosotras será una buena noticia para las demás. Un abrazo suave.

  2. Hola a mi también me pasa lo mismo me queda más tranquila ya que mi medico me dice que es hormonal que no tiene nada que ver con la fibromialgia y yo me pasa lo mismo una semana antes me pongo fatal con dolores ,escalofríos,calambres muchísimas gracias por en comentario

  3. Es una locura, creía que era normal el dolor de la menstruación hasta que me diagnosticaron espondiloartritis y fibromialgia, para nada es normal el dolor. Es como se lee en tu post, el dolor, el estreñimiento (padezco de Colón irritable) los calambres, el dolor de cabeza, las náuseas, el vientre hinchado, sentir como cada músculo del vientre y útero se deshace de ese óvulo sin fecundar… Es terrible, hay meses en los que no puedo estar de pie, sentada ni te digo, como mucho tumbada de lado echa un ovillo… Ni que decir de poder acudir al trabajo, ni se puede… Y no lo entienden tampoco los jefes. Sinceramente es penar… Mi médico de cabecera con decir que es normal en mi situación tiene bastante y mientras soy yo que con 35 años mi calidad de vida se ve mermada y lo que es peor, ver llegar esos días de menstruación me causan miedo.

    • Hola Juany, con lo que cuentas me siento muy identificada, lamento por lo que estás pasando, y te entiendo porque igual a mi me frustra el no recibir una atención médica más personalizada, en fin, esperemos que los estudios referentes al síndrome premenstrual sean más concluyentes y nos brinden una información más completa (y podamos contar con tratamiento). Un abrazo suave y gracias por comentar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s