La fibromialgia y las mascotas.

Hola de nuevo, gracias por seguir mi blog; antes de empezar con el tema que quiero tratarles, les quiero reiterar mi agradecimiento por compartirme en mensajes; algunos privados, otros públicos, acerca de sus experiencias con la Fibromialgia, puedo decirles de primera mano; “sé cómo se sienten” y no exclusivamente por los síntomas como tal, porque como ya he tratado antes, cada paciente experimenta en mayor o menor intensidad sus síntomas, ellos seguirán allí mientras no se descubra “una cura” o un efectivo tratamiento que los mengüe, si no por la cruda y difícil incomprensión, descreimiento y abandono; que son aspectos que llegan incluso a afectarnos más dolorosamente que le misma enfermedad; si no tenemos la fortuna de contar con el apoyo y la comprensión de nuestra familia o amigos, nos sentimos totalmente indefensos, nadando en aguas de profundidad desconocida, en una lucha no solo por procurarnos algo de bienestar si no que también en la labor por tratar que se nos respete como pacientes y se nos reconozca en la comunidad médica.

Bueno, hoy les quiero compartir mi experiencia personal con las mascotas, y comenzaré con una frase que vi en un calendario de pared, de esos que regalan los finales de año en cualquier lavandería por ser asiduo cliente; y dice: ” Se puede vivir sin perros, pero no vale la pena”, y yo lo pienso no solo con los adorables canes, si no con cualquier tipo de mascota, en donde exista el amor y ante todo el respeto por ese otro ser, surgirá la más agradable de las compañías.

Está comprobado que las mascotas son eficientes terapeutas de cuatro patas, para enfermos crónicos e incluso enfermos terminales, porque ellos brindan sin condiciones, temor o prejuicios su incondicional afecto; esto es muy benéfico para todo tipo de pacientes, incluso para las personas que no padezcan de ninguna enfermedad; lo digo por mi experiencia, ellos son las mejores  gotas de amor envasadas en vida.

Recuerdo en mi gran crisis de fibromialgia de 2010, que ante mi incapacidad para levantarme de la cama y ni si quiera mover alguno de mis miembros, mi pequeño perro Pinsher estuvo a mi lado como el más dedicado de los enfermeros, se me acercaba para que lo acariciara, yo como podía, movía mis manos por su pelaje, de arriba hacia abajo muy lento según las fuerzas que tenía y lo que el dolor me permitía; estuvo conmigo todo el día, dormitando a mi lado, de vez en cuando dándome una lamida en mi mano para darme a entender que seguía ahí conmigo; en ese momento cuando te sientes tan mal e impedida, un gesto como ese te conmueve hasta la médula. Ése pequeñito perro tiene por nombre Bambi, como el cervatillo de la famosa película y precisamente debe su nombre a la coloración de su pelaje “rojo” muy similar al personaje de Disney.

Bambi

Tras recibir los cuidados de mi madre que fue vital para mi en esos días, tengo que destacar la labor de mi perro, porque su presencia silenciosa, fue de todo poderosa, ahora lo reconozco, y sé que si algún lector que tiene una mascota, sabrá a lo que me estoy refiriendo, pues en momentos así, tan críticos, tan difíciles, tan dolorosos, donde es inevitable la depresión y ese sentimiento de abandono, necesitas como sea una poca gota de luz para no sentirte del todo miserable.

De ahí en adelante aprecié más lo que mi perro hizo por mi; no se requieren palabras de aliento, solo estar allí y sentir que no estás solo, ahora mi pequeño enfermero esta sufriendo de reumas, debido a su edad, y me he sentido responsable por brindarle un cuidado más dedicado, él fue capaz de hacerlo por mi, yo lo haré por él, mientras mis fuerzas no me falten.

A mi pequeño gruñón, se ha unido otro pedacito de vida llamado Tilo, debe su nombre a un árbol grande que tiene ese nombre corto, así es mi pequeño chihuahua, un pequeñito gran perro, y es grande porque destila amor por donde va, junto a mi Bambi, son mis dos compañías, mis dos amigos leales y fieles que cuando me siento terriblemente fatigada, al punto de tener que irme a la cama sin poder hacer nada más, ellos me acompañan como si fuese su misión, cambian para mi, porque debo decirles Bambi no le gusta que nadie lo moleste, le gusta la quietud, yo por mi enfermedad no puedo quedarme muy quieta en una sola pose pues me comienza a doler esa parte del cuerpo así que debo cambiar seguido de postura, por el contrario Tilo, es muy juguetón y no le importa que me mueva; entonces noto como los dos adaptan sus conductas cuando me siento fatal, y cada uno con su personalidad me toleran y me brindan su compañía.

tilo2

Puedo asegurarles que la presencia de mascotas en nuestras vidas, disminuyen el efecto que el dolor produce en nuestro cuerpo, con esto no quiero insinuar que sean mejor compañía que un humano o que tienes que comprar un animal necesariamente, no, solo quiero resaltar el beneficio que una mascota puede hacer en la vida de una persona con una enfermedad de complejo manejo, donde la soledad resulta ser frecuente y la incomprensión un desmotivante. El que ha estado en una situación similar, comprenderá que un gesto de afecto espontáneo y verdadero se agradece, sin palabras de por medio, sin actos por cortesía, solo amor manifestado en preocupación por el otro, y eso he encontrado para paliar este síndrome junto a mis dos pequeños peludos, porque como reza el cartelito “se puede vivir sin perros, pero no vale la pena”.

 

Les dejo un suave abrazo con todos mis respetos.

 

Moni

Imágenes: de mi autoría.

 

Anuncios

11 comentarios en “La fibromialgia y las mascotas.

  1. Pingback: Fibromialgia y depresión. | La loca fibromiálgica

  2. Gacias,muchas gracias por mostrarme ésta gran verdad. Apenas pueda tendré mi mascota. Vivo y trabajo en el mismo lugar,en el área de la salud. Comprenderás que por el momento es imposible. Pero estoy ya pensando en mi última etapa de vida viviendp en la naturaleza y mimando a mi mascota. Hasta sé sus nombres. GRACIAS.!!!

    • Con todo gusto María Beatriz, cuando tengas la oportunidad de tener a tu mascota junto a ti, experimentarás un cariño y una compañía sin igual, es otra clase de amor que te reconfortará. No dejes de contarme cuando la tengas, Un abrazo suave.

  3. Que lindo ! Yo tambien padezco fibromialgia. Ultimamente estoy con unos dolores horribles y una fatiga insoportable, pero tambien tengo la suerte de la compañía hermosa de mi gato, esta pegado a mi como mosca a la miel jajaja, y lo amo, solo que en mi caso es al revés que el tuyo, estuvo enfermo los dias que pasaron, y lo cuidé como oro, ahora él me lo devuelve.
    Es un amor inigualable y super incondicional el que ellos pueden brindarte.
    Muchos saludos y abrazos !!

    • Mila Gem,que linda compañía, me enternece mucho lo que me cuentas, al igual que tú estoy en medio de otra crisis de la Fibro (hacía bastante que no me daba así 😦 ), pero tengo a mi lado a mis dos enfermeros peludos ;). Dios te bendiga y que salgas pronto de esa crisis, no dejes de comentar.

  4. Hola!
    Felicidades por tu blog.
    Me alegra que tengas apoyos. Yo carezco de ellos. Por eso me he refugiado en mis mascotas, tanto así que creo que se me ha pasado de las manos (5 perras y 3 gatos).
    He tenido y tengo muchos problemas con los vecinos porque ladran cuando no estoy y juegan, pero emocionalmente han sido los únicos que me han dado apoyo y cariño.
    Mi madre me dice al escuchar lo que tengo que aguantar de los subnormales de muchos vecinos a lo largo de las mudanzas que .e han dejado rota y con brotes de los cuales me cuesta recuperarme y sin apoyo: que los regalé! Cómo.si fueran sus trapos viejos!
    Estoy desesperada y no sé qué hacer.
    Al final una ya busca ayuda donde pueda.
    Gracias y felicidades nuevamente

    • Hola Lou, leyendo sobre lo que dices, comprendo que no la estás pasando fácil, me gustaría saber hace cuánto te diagnosticaron y si estás recibiendo tratamiento, nuestra condición puede progresivamente ser todo un desafío difícil de llevar, por eso es importante recibir apoyo y tus mascotas son un alivio muchas de las veces ya que te dan su afecto y en especial su compañía, (lo sé por experiencia), pero lo que me preocupa es que tienes muchas mascotas y aunque ahora puedes ver por ellas, en la medida que tus síntomas empeoren te será difícil atenderlas a todas como quisieras, con esto no te estoy diciendo que las abandones y que esté mal tenerlas (para nada), solo me preocupa que te abrumes por no poder en un momento dado cuidarlas, tienes que considerar tu bienestar y el de ellas en un futuro; la fibromialgia aún no cuenta con un tratamiento apropiado y definitivo, y hay mucha incertidumbre, por tal razón andamos a la deriva con tratamientos alternativos y como bien tú dices, buscamos ayuda de donde podamos. Una de nuestras responsabilidades es aprender a conocer nuestro cuerpo y los signos que este nos da y darle tiempo para que se recupere y darle en lo posible lo que necesite (en muchos de los casos son reposos y pausas). Respira profundo, aprovecha el cariño de tus mascotas y encuentra la fortaleza que llevas dentro. Un abrazo suave y mucha suerte. Gracias por escribir y hazlo de nuevo cuando quieras.

      • Hola!
        No sabes la alegría que me ha dado tu respuesta a mi post!
        Tengo 41 años (ya toda una vieja!) Y me diagnosticaron hace 9 años junto con una enfermedad autoinmune (Síndrome de Sjögren primario; de momento porque cómo bien dices, con estas mierdas nunca se sabe!)
        Soy consciente que son muchas perritas (tb tengo 3 gatos pero los gatos apenas requieren cuidados con respecto a los perros).
        Estoy segura que si tuviera apoyo emocional, seguro no tendría tantas, pero soy yo sola contra muchas cosas, una batalla diaria y en efecto, he empeorado pero también porque sufro mucho stress y muchos disgustos y cabreos con la relación que tengo con mis padres, y cómo no tengo a nadie más ( por decirlo de una forma), e ilusamente he creído que mi vida iba a mejorar en otros aspectos ( hablo profesionalmente), pues ha sido la única ilusión.
        Hace 20 días me he mudado y he tardado 15 días en empezar a recuperarme! (Y eso que voy ligera de lo material por la vida)..
        Siento mucha rabia por todo lo que estás dolencias me han arrebatado…. Y una para sobrevivir tiene que aceptar y transformarse con la segunda opción… Y me parece, a mi modo de ver muy triste.
        En estos momentos no estoy tomando medicación para la fibro ni para el Sjögren, pero en 10 días tengo revisión con la reumatóloga… A ver qué me dice…
        He leído que practicar deporte suave ayuda, y eso que a mí me gustan moviditos, y me da coraje pensar que otra cosa a la que tengo que renunciar…
        En estos momentos vivo en España, pero siento que no encajo aquí ( llevo años con este sentimiento); así que tb estoy buscando un nuevo país hogar hacia latitudes más frías (llevo fatal el calor y la humedad!)
        Un cariñoso abrazo y nos vemos por tu blog!
        Lou

      • Hola Lou, primero que todo no estás vieja jajajajajaja, no he llegado a los 40 (aún), pero no me parece edad de viejitos y espero no lo sea jejejeje. Conozco algo sobre el síndrome que refieres (Sjögren), mi hermana lo padece y es también una enfermedad de complejo manejo y si le sumas la fibro pues te diré…Sobre el apoyo emocional, tienes razón es importante y necesario, cuando no contamos con él se nos hace todo más gris, no sé, como todo más difícil; pero teniendo en cuenta lo que dices, es natural que busques ese afecto en mejores puertos, la soledad que se busca a consciencia tiene un efecto sanador, pero cuando por las circunstancias se llega a ella y no se ha buscado, puede ser hasta dolorosa, por tal razón y con mucho respeto, te sugiero visites a un psicólogo (y no es porque estés loca ni nada parecido), este especialista te puede ayudar a manejar tus emociones, para que el estrés no te abrume y en lo posible puedas superar tus momentos de frustración y rabia, además, hablar con alguien ajeno a nuestro entorno es hasta liberador, y el hablar de tus miedos, ansiedades, dolores te servirá para quitarte algo de carga emocional. Hacer ejercicio me parece una excelente idea, te llenas de endorfinas y la fibro cede un poco, sé porqué te lo digo, ve lentamente y encuentra lo que te gusta, a mi por ejemplo me aburre una rutina de ejercicios por eso combino salir a caminar con yoga y cuando el cuerpo me lo permite hago algo de cardio; piensa en el baile, se puede practicar suavecito y luego puedes (según como te sientas) incrementar su intensidad, me han recomendado también la natación, puede que te guste. Lou sé que para ti estos momentos son muy difíciles, pero no desesperes no eches por la borda tus esfuerzos, recuerda aprovechar lo que esta enfermedad te enseña, nadie quiere estar enfermo pero cuando no se encuentra cura lo mejor es no dejar que la enfermedad defina lo que eres, cuida tu cuerpo, aprende a leer sus señales y ve al compás de lo que él requiera, aceptar la fibro no es fácil, es muy frustrante, pero ir en su contra es peor y con aceptar me refiero a que ya que tienes la fibro hacer lo posible por aprender de ella y conocer aquello que la dispara, duerme bien y respira, inhala profundamente y exhala lentamente, esas inspiraciones regulan tu sistema y aclaran tu mente. Deseo que encuentres el buen consejo de tu médico, para que te vayas sintiendo cómoda en tu piel. Un abrazo suave y escribe cuando gustes.
        Moni.

      • Muchas gracias!
        Estoy en ello, buscando un profesional, no un “lisensiad@”, porque en España aunque no lo. creas con la fuga de cerebros, han quedado poc@s buen@s y en la zona en la que vivo actualmente… Casi no hay especialistas de calidad…
        Agradezco tu consejo y en absoluto me parece mal 😉
        Un cariñoso abrazo.
        Qué mierda de vida nos ha tocado, verdad? (Es mi percepción).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s